Hace unos cinco años, un hombre, cuyo nombre es Pavel, decidió tener un gatito.
Pause ES