Un cachorro llamado Gracie, que nació sin patas delanteras, simplemente fue arrojado a la
Pause ES